3 de noviembre de 2017

IDIGREEN

Por LUKAS VEGA Y RENÉ GONZÁLEZ
CEO- Founders de IdiGreen, empresa incubada en el Instituto 3IE
Universidad Técnica Federico Santa María

Iniciativa desarrolla metodología para reducir, reciclar y reutilizar Plumavit, obteniendo un recubrimiento hidrorepelente que permite su valorización, reduciendo el daño ambiental que éste provoca.

Mitigar el daño ambiental provocado por la alta cantidad de poliestireno expandido (PS o Plumavit) en las playas de nuestro país mediante tecnologías eco eficientes, para generar un recubrimiento hidrorepelente y sustentable, que permita valorizar los residuos plásticos post consumo de la industria, son los principales objetivos del emprendimiento IdiGreen, empresa incubada en el Instituto Internacional para la Innovación Empresarial (3IE) de la Universidad Técnica Federico Santa María.

Esta iniciativa, nace para solucionar la problemática referida a la alta cantidad de desechos de poliestiereno expandido en diversas playas de la Región de los Lagos, en donde el Plumavit es la principal materia prima de boyas y otros dispositivos de flotación utilizados por empresas acuícolas y en el cultivo de semillas de mitílidos, específicamente en Chiloé.

En base a ello, IdiGreen ha definido sus lineamentos estratégicos para convertirse en un emprendimiento de investigación y desarrollo para el tratamiento y valorización de plásticos de difícil reciclaje, todo esto considerando que, dentro de la clasificación de las resinas de plásticos (del 1 al 7), la espuma de poliestireno se encuentra en la categoría 6, clasificado como uno de los plásticos más complejos de reutilizar, por sus altos niveles de incrustación.

Estas características, convierten al Plumavit en un plástico prácticamente inviable de reciclar, ya que su valorización como pellet es muy bajo. En ese contexto, es que este emprendimiento ha logrado de manera exitosa realizar una metodología para sintetizar este PS a un estado líquido, obteniendo un recubrimiento incoloro de características hidrorepelentes y dieléctricas, y que puede aplicarse como aerosol sobre diversas superficies.

La metodología de IdiGreen, consiste en el desarrollo de una solución que separa el material orgánico (suciedad, algas, arena, otros) del Plumavit, mediante una serie de técnicas física-químicas y mecánicas, obteniendo finalmente una reducción de 50/1 y 90/1, según sea el caso. A modo de ejemplo, hasta ahora los cálculos indican que, con 1000 litros de esta solución, se llegan a disolver hasta 700 kilos de PS.

De esta manera, se obtiene un residuo que es utilizado como biomasa para generación de calor y como materia prima para la creación de este recubrimiento hidrorepelente y anticorrosivo. A lo anterior, se le suma la incorporación de nanopartículas que confieren al recubrimiento características adicionales que eviten, por ejemplo, el crecimiento de bacterias.

De esta forma, IdiGreen entrega una solución innovadora referida al reciclaje eco-eficiente del poliestireno expandido, entregándole un valor agregado a través de la generación de este recubrimiento y mitigando, al mismo tiempo, el daño ambiental que este plástico genera a lo largo de las playas de nuestro país.

Es importante mencionar que, este emprendimiento cuenta actualmente con soporte financiero de un Capital Semilla de CORFO y un Capital Semilla de SERCOTEC. Además, cuentan con el apoyo del Gobierno Regional de Los Lagos y las Municipalidades de Castro, Puqueldón y Curaco de Vélez. Además, trabajan con la Asociación de Mitilicultores de Chile (AmiChile), Salmón Chile, la Universidad Católica de Valparaíso y el Laboratorio de Síntesis de Nanomateriales, del Departamento de Física de la USM, en el área investigativa.

IdiGreen está compuesto por Lukas Vega, Ingeniero Civil Industrial de la USM, René González, Técnico Profesional Marítimo, Felipe Alfaro y Oscar Varas, ambos Ingenieros Comerciales de la USM y Constanza García, en Marketing y Diseño.

  • IDIGREEN 004
  • IDIGREEN 005
  • IDIGREEN 001
  • IDIGREEN 003
  • IDIGREEN 002

Un comentario

Andrea de los Angeles Abarca

Martes 7 de noviembre 2017 5:08 pm Responder »

Hola¡ Mis felicitaciones al equipo que investigó y desarrollo ésta metodología. Espero se pueda implementar e ir transmitiendo a lo largo de las distintas empresas, municipios etc. que dan vida al uso de este material e idealmente generar consciencia del daño que generan al entorno. Claramente siempre debemos apuntar a resolver la causar y trabajar en mitigar en primera instancia la generación de este tipo de residuos, que de pronto las empresas busquen alternativas mas sustentables o de lo contrario, asuman el costo de una gestión para residuos que hasta ahora no tienen mayor utilidad y terminan afectando a la comunidad. A propósito de este mismo tema , en la Universidad (negocio-casino) como tal elimina un montón de vasos de Plumavit en una jornadas de clases.. quizá sería bueno hacer cambios de este tipo y utilizar otras alternativas de menor impacto que apunten a un reciclaje, creo que de estar manera le damos mayor valor y apoyo a logros y avances tan positivos que el de esta noticia¡¡

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.